Productos que garantizan resultados óptimos y de primer nivel.

Las arrugas son el signo más evidente del envejecimiento facial; son depresiones dermo-epidérmicas, causadas principalmente por el sol (fotoenvejecimiento), por el proceso oxidativo intrínseco y la influencia de factores como: fuerza gravitacional, movimientos musculares repetidos de la mímica, desorganización de las fibras colágenas y elásticas y por pérdida progresiva de glicosaminoglicanos.

Rejuvener es un placer

En la actualidad, existen diversos métodos de tratamiento que deben ser indicados de acuerdo al grado y tipo de envejecimiento del paciente, utilizando para ello las diferentes clasificaciones descritas en la literatura. En la cara, y de acuerdo con el grado de envejecimiento, podemos encontrar: líneas, arrugas, pliegues, surcos, hipercromías, hipocromías, flacidez, lesiones premalignas y malignas, todas ellas propias del envejecimiento, que pueden confluir y formar signos complejos de difícil tratamiento.

En la evaluación del envejecimiento sigue siendo de gran utilidad esta clasificación (Tipos I, II, III, IV), pero dado que actualmente los pacientes emplean cada vez más métodos preventivos, con frecuencia no aparentan la edad cronológica que realmente tienen. Por tanto, en la práctica no se debería diagnosticar el envejecimiento por la edad, sino que en una correcta evaluación clínica y hacerla en relación a las alteraciones que cada individuo presenta.

Conozca nuestra
línea de productos